EXFOLIAN Y UNIFICAN LA TEZ

No sé si serán, como dice la canción, los mejores amigos de una mujer, pero se están convirtiendo en nuestros mejores aliados para recuperar un aspecto radiante. Los diamantes en estado natural son el mineral más duro del mundo. Por eso es fácil suponer que, aunque en forma de polvos microscópicos, ejercen un efecto arrastre cuando se masajean sobre la piel. 

Esto los ha convertido en uno de los ingredientes principales de los nuevos cosméticos dermatológicos con efecto ‘peeling’. «Eliminan células muertas, suciedad y otros restos de la superficie de la piel. Suavizan, aportan luminosidad y mejoran el tono del cutis».